Endoscope Parts Suppliers- Un gran blog sobre endoscopia

Introducción

La endoscopia es el uso de una cámara diminuta llamada endoscopio para buscar y diagnosticar problemas médicos en el cuerpo. Las endoscopias se realizan para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de salud, como enfermedades digestivas, cardiopatías y cáncer. Algunos tipos de endoscopias consisten en introducir un tubo flexible (llamado endoscopio) en la boca o el ano para examinarlo. Otros tipos consisten en insertar uno o varios dispositivos a ambos lados de la garganta (músculo buccinador) o del esófago (conducto alimentario).

¿Qué es una endoscopia y cuáles son sus partes?

La endoscopia es un procedimiento que permite a los médicos observar el interior del cuerpo sin cirugía. El endoscopio es un tubo largo y flexible con una luz y una cámara en el extremo. Se introduce en la boca o la nariz a través de los músculos del cuello, que se relajan mediante una inyección de medio de contraste hidrosoluble (por ejemplo, yodo).
A continuación, el médico utilizará esta herramienta para tomar imágenes de cualquier parte del tracto gastrointestinal en la que pueda haber células cancerosas -incluidos el estómago y los intestinos- mediante radiografías o tomografías computarizadas realizadas después de visualizar cada sección a través de la pantalla de televisión fijada a la punta del endoscopio.
Proveedores de piezas de endoscopio también permiten a los médicos utilizar la endoscopia para otros fines además de examinar los órganos digestivos: pueden ser útiles para tratar cosas como cálculos renales o biliares y extraer cuerpos extraños de su interior (como un pelo atascado en la garganta de alguien).

¿Por qué necesito una endoscopia?

Una endoscopia es un procedimiento en el que el médico utiliza un endoscopio para observar el interior de su cuerpo. El médico utiliza esta herramienta para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de salud, entre ellos:
1.Problemas digestivos que pueden causar hemorragias o dolor en el estómago o los intestinos.
2.Problemas en la vesícula biliar. Entre ellas se encuentran los cálculos en las vías biliares y las enfermedades hepáticas.
3.Acidez debida al reflujo ácido o ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico). El médico también puede tomar biopsias durante este procedimiento si cree que puede tener células cancerosas en el esófago o en el revestimiento del estómago.

¿Cómo me preparo para una endoscopia?

Antes de la endoscopia, se le pedirá que ayune durante 8 horas. Esto significa que no puede comer ni beber nada, salvo líquidos claros. La mayoría de las personas pueden seguir con sus rutinas diarias durante este tiempo, pero puede ser necesario suspender algunos medicamentos de antemano para que no interfieran con los resultados de las pruebas ni causen problemas una vez finalizado el procedimiento.
Si tiene alguna duda sobre este proceso o necesita más información sobre qué alimentos son seguros durante una endoscopia, póngase en contacto con nuestra oficina en [phone number].

¿Qué tipos de endoscopias existen?

Los procedimientos endoscópicos se utilizan para diagnosticar y tratar enfermedades del aparato digestivo, la vesícula biliar y los conductos biliares, el páncreas y el intestino delgado. Los principales tipos de procedimientos endoscópicos incluyen:
1.CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica). Consiste en observar el interior de los intestinos con un endoscopio que se introduce a través de una pequeña incisión en el abdomen. Ayuda a identificar problemas en el hígado o el páncreas para que los cirujanos o radiólogos puedan tratarlos con mayor eficacia. La CPRE también puede ayudar a diagnosticar afecciones como las úlceras duodenales antes de que sean lo bastante graves como para requerir cirugía.
2.EUS (ecografía endoscópica). Para ello se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia procedentes de transductores colocados sobre el cuerpo del paciente, tumbado en la camilla, que rebotan en órganos internos como el corazón o los riñones y se transmiten a través de un tubo a otra sala donde los médicos las ven aparecer en monitores cercanos.

Las endoscopias se realizan para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de salud. Permiten a los médicos observar el interior del cuerpo sin cirugía.

Un endoscopio es un pequeño tubo con una luz y una cámara en el extremo que puede introducirse en el tubo digestivo (o en otras partes del cuerpo). Permite a los médicos ver lo que ocurre en el interior de los intestinos u otros órganos sin necesidad de cirugía abierta.
La endoscopia puede utilizarse como parte de un examen inicial cuando visita a su médico de atención primaria o especialista, pero también puede utilizarse por sí sola si hay algo mal en una parte de su aparato digestivo que necesita atención pero no necesariamente cirugía.

¿Cuáles son las últimas técnicas en tecnología endoscópica?

La endoscopia es la modalidad de diagnóstico por imagen más utilizada en gastroenterología. Consiste en utilizar un tubo flexible con una pequeña cámara de vídeo en su extremo para acceder al aparato digestivo. Las últimas técnicas utilizadas en tecnología endoscópica son la cápsula endoscópica, la CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica), la cromoendoscopia y la REM (resección endoscópica de la mucosa).

Cápsula endoscópica

La cápsula endoscópica es una técnica más reciente que permite a los médicos realizar procedimientos médicos en el interior del cuerpo sin abrir la piel. El proceso consiste en introducir una pequeña cámara en un endoscopio (un tubo largo con lentes diminutas) e introducirlo en el esófago o el estómago para tomar imágenes.
La ventaja de este tipo de procedimiento es que puede realizarse con rapidez, lo que permite obtener mejores resultados que con métodos tradicionales como la colonoscopia o la sigmoidoscopia flexible. Además, no hay restricciones sobre cuándo puede hacérsela: está disponible en cualquier momento tras la consulta inicial con su médico.
Sin embargo, también entraña cierto riesgo; si algo sale mal durante la endoscopia capsular, puede ser necesario realizar otro procedimiento antes de volver a repararlo en otro lugar del cuerpo (como la extracción de cálculos de la vesícula biliar). Esto podría incrementar los costes de forma significativa con el tiempo debido a las repetidas visitas necesarias durante el periodo de recuperación tras la cirugía.»
Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)
La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es un procedimiento diagnóstico que utiliza un endoscopio para examinar el conducto biliar, el conducto pancreático y la vesícula biliar.
La CPRE puede utilizarse para diagnosticar y tratar problemas de las vías biliares y el páncreas. Consiste en introducir una sonda en la boca, a través de la garganta, y en estos órganos antes de extraerla para examinarla mediante técnicas de rayos X o ecografía.

Cromoendoscopia

La cromoendoscopia es una técnica que utiliza una luz azul para detectar células anormales en el esófago, el estómago y el duodeno. El médico también puede utilizar esta técnica para detectar el esófago de Barrett, que es una fase temprana del cáncer de esófago.
El paciente se sienta en una silla especial mientras se le conectan cables para medir la tensión arterial y la frecuencia cardiaca. Se introduce una pequeña cámara en el extremo de un endoscopio a través de la boca hasta el estómago o el duodeno (la primera parte del intestino delgado), donde se toman imágenes del interior de cada órgano.
Resección endoscópica de la mucosa (REM)
La resección endoscópica de la mucosa (REM) es un procedimiento mínimamente invasivo para eliminar células precancerosas del revestimiento del esófago, el estómago y el colon. Se ha utilizado para tratar cánceres en estadios iniciales porque es menos dolorosa que la cirugía tradicional, sobre todo cuando se realiza por laparoscopia.
Se realiza en consulta con anestesia local y sedación.
Imágenes de banda estrecha (NBI)
La imagen de banda estrecha (NBI) es un dispositivo que utiliza luz para crear una imagen ampliada del tubo digestivo. Se utiliza para diagnosticar problemas del tubo digestivo, tratarlos y controlar su eficacia.
Las últimas técnicas de endoscopia permiten al médico abordar mejor los problemas del tubo digestivo.
El endoscopio capsular es un pequeño tubo flexible con un sistema de imagen que permite a los médicos ver el interior del cuerpo sin realizar ninguna incisión. Se compone de varias partes: una cámara, una fuente de luz y su fuente de alimentación. La cámara envía imágenes a un monitor para que el médico pueda ver lo que ocurre dentro de su cuerpo.
La CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) se utiliza cuando no se pueden digerir los alimentos normales o existen obstrucciones en el intestino delgado debidas a un cáncer u otras afecciones que afectan a su movimiento normal a través del tubo digestivo. Este procedimiento utiliza imágenes de rayos X tomadas desde el interior del intestino junto con ondas sonoras producidas por diminutos catéteres insertados en el duodeno o el yeyuno; esto permite a los médicos ver exactamente dónde las cosas fluyen con demasiada rapidez o no se mueven en absoluto.

¿Cuáles son los peligros de una endoscopia?

La endoscopia tiene una probabilidad de hemorragia y contaminación muy inferior a la cirugía abierta. Aún así, la endoscopia es un sistema clínico, por lo que tiene unas pocas posibilidades de sangrado, contaminación y diferentes dolores de cabeza poco comunes, tales como:

– Dolor de pecho

– Daños en los órganos, como una posible perforación.

-Fiebre

– Dolor crónico en el lugar de la endoscopia

– Enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la incisión

Los peligros de cada tipo dependen del lugar del sistema y de tu situación.

Por ejemplo, las heces de color oscuro, los vómitos y la dificultad para tragar después de una colonoscopia deberían indicar que algo va mal. Una histeroscopia incorpora una pequeña posibilidad de perforación uterina, hemorragia uterina o traumatismo cervical. Si le hacen una endoscopia de comprimidos, existe una pequeña posibilidad de que el comprimido quede atrapado en algún lugar del tubo digestivo. La probabilidad es mayor para los humanos con una situación que razone el estrechamiento del tubo digestivo, como un tumor. En ese caso, también puede ser necesario extirpar quirúrgicamente la pastilla.

Pregunte a sus médicos aproximadamente signos a aparecer después de su endoscopia.

¿Qué ocurre después de una endoscopia?

La mayoría de las endoscopias son tácticas ambulatorias. De este modo, podrá trasladarse a su país el mismo día.

Su médico cerrará las heridas de la incisión con puntos de sutura y las vendará bien inmediatamente después del sistema. Su médico le dará instrucciones sobre la forma de cuidar de esta herida por su cuenta.

Después, probablemente tendrá que esperar entre una y dos horas en el hospital a que desaparezcan las consecuencias de la sedación. Un amigo o un miembro de la familia te presionará a nivel doméstico. Una vez en casa, hay que planear pasar el resto del día descansando.

Algunas tácticas también pueden dejarte apenas incómodo. También puede requerir un tiempo para sentir adecuadamente suficiente para dirigir aproximadamente su negocio cada día. Por ejemplo, tras una endoscopia digestiva alta, puede tener dolor de garganta y ganas de comer alimentos sensibles durante un par de días. También es posible que le saquen sangre por la orina después de una cistoscopia para echar un vistazo a su vejiga.

Si su médico sospecha que se trata de un tumor canceroso, le realizará una biopsia durante la endoscopia. Los efectos tardarán unos días. Su médico hablará de los efectos con usted una vez que los reciba del laboratorio.

Recuperarse de una endoscopia

La recuperación dependerá del tipo de sistema. Para una endoscopia superior, en la que un médico echa un vistazo a la parte superior del tracto gastrointestinal, el individuo pasará a través de una observación después de que el sistema. Suele durar alrededor de una hora, mientras desaparece el efecto de los sedantes.

El individuo necesita ahora ya no generalmente pinturas o presión para la relajación del día debido al impacto sedante de los fármacos utilizados para ahorrarle el dolor.

Puede haber algunos dolores. Con este tipo de endoscopia, puede haber hinchazón y dolor de garganta. Sin embargo, suelen resolverse rápidamente.

Conclusión

El procedimiento endoscópico es una parte importante de su atención sanitaria. Las últimas técnicas de endoscopia permiten al médico abordar mejor los problemas del tubo digestivo. Con estas nuevas tecnologías, los médicos pueden realizar procedimientos que antes sólo eran posibles con anestesia local, sin sedación ni anestesia general. Por ejemplo, la CPRE permite extirpar el esófago de Barrett y otras células cancerosas mediante una cámara que se introduce a través de la boca hasta el estómago. Así se minimiza el riesgo de complicaciones como faringitis, laringitis y estridor (gritos). Si tiene alguna pregunta sobre las endoscopias, no dude en ponerse en contacto con nosotros hoy mismo.

Compartir To:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Índice de contenidos